¡Bienvenido Parque Nacional Ciervo de los Pantanos! – Noticias AMAGI
17108
post-template-default,single,single-post,postid-17108,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¡Bienvenido Parque Nacional Ciervo de los Pantanos!

El mismo día en que se cumplen veintiocho años de la creación de la Reserva Natural Otamendi, se amplía la superficie del área protegida y se jerarquiza su categoría de conservación.

 

La Cámara de Senadores de la Nación sancionó durante la tarde del 10 de Octubre la ley de creación del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos en la zona de Campana, Provincia de Buenos Aires, que incluirá en sus más de cinco mil hectáreas a la actual Reserva Natural Otamendi.
El nuevo Parque integrará las 4.088 hectáreas que conformaban la Reserva con otras 1.200 de la Reserva Natural Río Luján, que anteriormente se encontraba bajo jurisdicción de la Provincia y luego de un convenio con OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) fue anexada a la Reserva Natural Otamendi. Esto dará lugar a un espacio significativo para la conservación de la biodiversidad y la sustentabilidad de los servicios ambientales del humedal, incorporando a la cuenca baja del río Luján.
De esta manera, concluye el proceso iniciado con la aprobación del proyecto en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires en diciembre de 2017, seguido por la promulgación en enero de este año de la Ley provincial que transfirió las tierras fiscales a la Nación con destino a la creación del Parque, mientras que la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a la iniciativa en el mes de julio.
La creación de esta nueva área protegida coincide con el 28° aniversario de la Reserva Otamendi, y amplía la superficie del área protegida  jerarquizando su estatus de conservación, por lo que la APN presentará en los próximos meses un ambicioso proyecto de uso público y de reintroducción de especies autóctonas.

 

Un refugio para las especies

 

Los pastizales altos están dominados por enormes cortaderas o “colas de zorro”, donde aves como los mistos y corbatitas encuentran un sitio clave donde vivir. En la barranca se conforman bosques naturales de talas, acompañados de saucos, ombúes y espinillos, y son recorridos por zorzales, tacuaritas azules y pepiteros. Allí las comadrejas overas y gatos monteses encuentran refugio diurno. Los bajos inundables son el hogar de la mayor parte de especies amenazadas del área, entre las que se destaca el emblemático ciervo de los pantanos.

La zona de la Reserva fue declarada Sitio Ramsar en 2008 y designada como Área Importante para la Conservación de las Aves (AICA), además de proteger ambientes representativos de las ecorregiones Delta e Islas del Paraná, Pampa y Espinal.

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: