Culturas Sostenibles – Noticias AMAGI
16486
post-template-default,single,single-post,postid-16486,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Culturas Sostenibles

 

Definir. Demostrar. Demandar.

 

Una de las tareas de Amagi como consultora en estrategias de sostenibilidad, es la creación y promoción de una cultura de sostenibilidad.

 

La cultura es un sistema de creencias compartidas, los valores compartidos, y las normas compartidas, que orientan a los miembros acerca de la manera en que se hacen las cosas en una familia, en una empresa, en una comunidad, en un país… un planeta, alineando pensamientos y comportamientos en patrones productivos.

 

Como vemos, la cultura depende de las personas en su acción. Esas acciones dependen del punto de vista de esas personas. En nuestro caso se trata de una visión orientada al cuidado de todo lo vivo, teniéndonos en cuenta nosotros y a las futuras generaciones.

 

Esa cultura, una vez puesta en acción, genera el contexto que sostiene esos mismos comportamientos, facilitando la acogida para aquellos que sienten afinidad con ello, y así formando una masa crítica que termina inclinando la balanza hacia el otro lado. Toda la rueda se moverá hacia esa dirección, con más fuerza cada vez.

 

¿Cómo se hace para crear una nueva cultura? ¿De quién depende? ¿Qué hace falta?

 

Depende de cada uno de nosotros, desde la conciencia amplia que nos contempla a nosotros y a las generaciones que nos preceden.

 

A simple vista puede resultar complicado, aunque entendemos que la complicación la vemos simplemente por no saber cómo. Hace falta actitud para enfrentar la inercia que resiste el cambio, motivación activada por la conciencia y el sentido de vida y de Unidad con todo y todos.

 

Ésta se crea a través del ejemplo, cual niño que aprende observando a sus padres desde las acciones (y no tanto desde lo que escucha)

 

Cultura en acción

 

Para crear una cultura, hacen falta dar y sostener 3 pasos prácticos fundamentales.

 

1) Definir estándares, estableciendo maneras de pensar, de hablar y actuar que se quiere promulgar. De este modo se implementa toda la estrategia, hacia la visión que se tiene, y cumpliendo la misión. Para ello hace falta proponer, estar todos de acuerdo, y establecer el compromiso explícito de embarcarse en tal movimiento. ¿Cuál idea tenés en mente en este momento, que te haría sentido poner en práctica?

 

2) Demostrar los estándares. Sencillamente es dar el ejemplo, ya que el no hacerlo implica romper el compromiso y la integridad del resto de las personas. ¿A quienes les demostrarías tu manera de actuar al respecto? ¿Cuál es el entorno que elegirías para iniciar acciones?

 

3) Exigir esos estándares. Todos exigen a todos, porque todos son el ejemplo. Si hay compromiso de cada uno, está habilitada la demanda de cumplimiento, convirtiéndose así, en guardianes de lo que se está generando, preservando también así, la propia integridad y la del resto de los integrantes. ¿Cuán dispuesto estás a hacer un reclamo, si las otras partes no honran el compromiso?

 

Somos cada vez más, los que por afinidad, vamos sumando y nutriendo a la visión y acciones orientadas hacia lo sostenible. Si sentís la curiosidad o interés en comenzar a sumar la sostenibilidad a la cultura de tu negocio o empresa, consultanos.

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: