Desarrollando ciudades más sostenibles para todos – Noticias AMAGI
17192
post-template-default,single,single-post,postid-17192,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Desarrollando ciudades más sostenibles para todos

8 de noviembre: Día Internacional del Urbanismo

 

El Día Mundial del Urbanismo se celebra en más de 30 países. Fue interesante entrevistar a Natalia Da Representasão quien es Socióloga y Directora de la carrera de Urbanismo Universidad Nacional de Capitán Sarmiento. En este diálogo traemos como ejemplos a las ciudades de Campana y Zárate para analizar los alcances de urbanismo en la planificación urbana de ambas.

 

 

¿Cómo conciben al urbanismo?

 

El urbanismo integra aspectos vinculados al diseño, a la proyección, a la mirada compleja del espacio y su relación con lo simbólico. Uno imagina una ciudad que vive, que se transforma. Mirando a los actores y sus relaciones entre sí. Se requiere de una mirada interdisciplinaria.

 

 

Campana y Zárate son dos ciudades que le daban la espalda al río. En cuanto a su planificación urbana, Zárate hoy tiene una costanera que intenta recuperar su mirada al río, similar a Rosario. La localización de las grandes empresas fue a la vera del río. ¿Cuál es tu opinión desde una mirada desde la planificación urbana?

 

Muchas ciudades del conurbano crecieron así. Tratamos de mirar a las ciudades para integrar al territorio a todos los sectores. En cuanto a Zárate se está trabajando en la recuperación del espacio público, por ejemplo en el Paseo de la Ribera se intenta mirar de otra manera hacia el río.

 

Creo que ambas ciudades han crecido con el objetivo de imponerse como polos industriales que también hacen que una ciudad crezca. Desde el urbanismo tratamos de mirar las potencialidades de cada ciudad. Uno debe plantear escenarios que promuevan ejercicios de negociación entre los intereses de unos y otros. Hay intereses diversos y se deben desarrollar herramientas para generar consensos.

 

 

¿Hay alguna tendencia a nivel urbanístico en la actualidad?

 

Intentamos mirar las experiencias de grandes ciudades argentinas, latinoamericanas, europeas. Ciudades que por alguna particularidad como Barcelona, para el urbanismo han sido ícono. De hecho Barcelona tuvo un diálogo bastante importante con Rosario. Pero para poder trabajar en urbanismo hay que reconocer las características propias de cada territorio, qué particularidades tiene, qué alternativas pueden coincidir con otras ciudades. En este sentido diría que el énfasis esta puesto en las características del contexto, por ejemplo las normativas vigentes y por el otro lado las fuerzas de poder que hay en el territorio, conocerlas, entender los intereses y luego tratar de proponer escenarios donde se discutan alternativas.

 

 

En cualquier lugar donde uno va a pensar una innovación urbana, uno tiene que hacerlo para que sea apropiado por todos. No sólo por un sector de actores locales, sino por todos.

 

Poder transformar las ciudades requiere mirar las complejidades de las ciudades, esa complejidad requiere mirar aspectos económicos, trabajar con actores fuertes de poder, pero también con aquellos que van a vivir ese espacio, usuarios, destinatarios. Es una manera de lograr que ese paisaje se integre, sea cuidado y apropiado por todos.

 

 

¿Qué ocurre con las barreras o los límites naturales, por ejemplo las zonas de barrancas o bañados a la hora de la planificación urbana, se prioriza la función en el ecosistema de este límite natural o se privilegia la intención del desarrollador inmobiliario?

 

Estas problemáticas son parte de los intereses de distintos actores, es parte de los estados de fuerzas y disputas de las que hablamos. Muchas veces el estado intenta prever estas cuestiones y en otras debe dar respuesta a la emergencia de estas problemáticas. Gestionar una ciudad con multiplicidad de intereses requiere de armados de consensos. Lo ambiental pesa y también la necesidad habitacional para los sectores populares, o la transitabilidad. Por otro lado, hay apuestas que se hacen desde la planificación urbana como la necesidad de transformar espacios en lugares de uso público, para integrar barrios que crecieron de una manera anómica. Muy pocas ciudades de Buenos Aires crecieron ordenadamente, tiene que ver con la superposición de decisiones y prioridades. Creo que se debe aprender de la experiencia anterior para ponerla sobre la mesa y tomarla en consideración para analizar otros espacios.

 

 

¿Cuál es el desafío del urbanismo en la actualidad?

 

Estamos tratando de pensar ciudades más integradas, que se integre a los sectores que fueron quedando fuera de las políticas del estado, como también generando otros lugares, cómo pensar la planificación urbana con perspectiva de género, por ejemplo. Se intenta indagar desde una perspectiva más simbólica. Se quiere pensar en ciudades más inclusivas.

 

 

Luis Salas y su experiencia de estudiar urbanismo siendo no vidente

 

El primer ejercicio por parte de docentes y alumnos fue el de desnaturalizar, para romper y generar nuevas maneras de adaptar una carrera donde predomina el sentido de la visión. Para la directora de la carrera fue un verdadero desafío recrear una carrera tan visual para Luis. “Es un aprendizaje muy enriquecedor para todos los que diseñamos la carrera. Hay todo un equipo de arquitectos e ingenieros trabajando para la readaptación de las materias para que Luis pueda estudiar la licenciatura en urbanismo” explica Natalia Da Representasão.

 

Luis concibe al urbanismo como la disciplina que intenta mejorarle la vida a los habitantes de una ciudad: “Me toca vivirlo desde el lado inclusivo, todo se agota en una rampa, y el urbanismo también lo aborda desde lo cultural, lo social, propone escenarios potenciales y en cada uno de ellos oportunidades. Pensando en un barrio cualquiera me imagino un espacio donde los vecinos tengan acceso a la sanidad, que tengan un hábitat digno, que el acceso a las viviendas sea equitativo para todos, que tenga una actividad económica optima, que tenga actividad cultural para los niños y los adolescentes sin descuidar la salud de todos”.

 

Luis Salas junto con Natalia Da Representasão trabajando con la maqueta de la costanera de Zárate diseñada especialmente para él.

 

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: