Estremeciendo al Universo – Noticias AMAGI
16761
post-template-default,single,single-post,postid-16761,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Estremeciendo al Universo

«Cuando lanzamos una piedra a un estanque, pequeñas ondas en la superficie comienzan a moverse, y éstas ondas viajan hasta que alcanzan la orilla. Una ligera agitación en cualquier parte del estanque, agita todo el estanque, tiene una influencia sobre todo el campo de agua, y su medio ambiente. Similarmente, por medio de cada pensamiento, palabra y acción, cada individuo produce ondas de influencia en el ambiente que lo rodea y ésta influencia no está restringida a ningún límite. Ésta continúa y continúa, alcanzando a cada nivel de la creación. Cada individuo por medio de su pensamiento, palabra y acción, estremece el Universo entero. Este es el estado de un individuo. Uno está conectado con todo el Universo en cada pequeña pizca de actividad. Una persona parece estar limitada por los límites del hogar y por los límites de su propio cuerpo, pero en realidad los aspectos sutiles de la individualidad hacen a la existencia universal. Un individuo nunca es un individuo aislado. Él está íntimamente interrelacionado con todo el cosmos. El Universo entero se encuentra en cada uno de nosotros. El hombre y el cosmos son interdependientes. Ninguno de ellos es independiente del otro. Cada movimiento de un individuo agita el cosmos.”

Maharishi Mahesh Yogi

 

Si fuéramos totalmente conscientes de nuestra influencia en el Universo, nuestras acciones serían más acordes a la búsqueda de paz, armonía y amor. Pero no sólo nuestras acciones importan, también hay que prestar atención a nuestros pensamientos y nuestras palabras. Muchas veces no le damos importancia a todas aquellas cosas que hacemos en la vida cotidiana, cuando nos enojamos, cuando gritamos, cuando nos ponemos de mal humor, cuando no tratamos a los demás de la mejor manera, cuando criticamos o cuando juzgamos. Del mismo modo, nuestras buenas acciones sirven, por más pequeñas que parezcan, por más que sean como una gota en el océano. Pues, todo, absolutamente todo, por más pequeño que parezca estremece a nuestro ser, a nuestro entorno, al Universo entero. Y es así como luego el Cosmos reacciona actuando acorde a nuestras acciones. Si el propósito de nuestros palabras, de nuestros pensamientos, de lo que sentimos y de nuestras acciones son beneficiosas, entonces recibiremos todo lo que necesitamos para llegar al éxito junto con los que nos rodean.

 

Por esta razón, en Amagi creemos que no hay acciones pequeñas, todo lo que hacemos impacta en el Universo entero, y está en nosotros decidir si queremos que sea de forma positiva o no. Para esto te proponemos reflexionar ¿Sos consciente de tus acciones y del impacto que están teniendo? ¿Al tomar decisiones lo haces de forma colectiva pensando en el entorno, o sos más individualista? ¿Qué podrías hacer diferente para que tu actuar sea acorde a lo que el Universo necesita? ¿De qué forma podemos ser los mejores para el mundo?

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: