Fundación Banco de Bosques, más de 10 años salvando bosques nativos – Noticias AMAGI
17785
post-template-default,single,single-post,postid-17785,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Fundación Banco de Bosques, más de 10 años salvando bosques nativos

 ¡Hoy los desmontes están avanzando a una velocidad de 300.000 hectáreas por año! 40 canchas de fútbol por hora… A través de Banco de Bosques es posible proteger a los bosques de las topadoras. Con la ayuda todas contribuciones de miles de personas de todo el mundo, podemos salvar a los bosques metro por metro, kilómetro por kilómetro, hectárea por hectárea… el suelo, el agua, el aire y la biodiversidad… para siempre.

 

 

Banco de Bosques es una Fundación que canaliza el aporte de pequeños, medianos y grandes donantes para un mismo objetivo: salvar bosques nativos en riesgo.

 

Es un sistema que utiliza imágenes satelitales para generar un vínculo directo entre el donante y la «porción» concreta del bosque que cada donante salva.

 

 

¿Cuáles son sus objetivos?

 

  • Combatir el cambio climático, evitando emisiones de gases de efecto invernadero por la deforestación.
  • Combatir la extinción de especies, la deforestación provoca la pérdida de biodiversidad por pérdida de hábitat.
  • Combatir la pobreza, las áreas de desmontes están muy vinculadas a situaciones de alta precariedad social. Los bosques bien manejados generan empleo limpio y estable.

 

Visión

La búsqueda permanente de un paradigma productivo con la naturaleza y sus potencialidades no contra ella. El cambio hacia una economía inteligente adaptada a medida de los ecosistemas.

 

Misión

La compra de grandes espacios de bosque nativos en estado crítico para la generación de proyectos generadores de empleo que eviten al mismo tiempo la extinción de especies y la emisión de gases de efecto invernadero.

 

Tarea

Restaurar ecosistemas dañados. Conservar sitios de alto valor en términos de biodiversidad. Manejar con el mínimo impacto y en forma sustentable los recursos naturales presentes en el ecosistema.

 

 

¿Cómo funciona?

 

Las propiedades con bosques suelen tener un costo muy bajo por hectárea. Sin embargo, la realidad del mercado actual demuestra que a pesar de que las tierras con bosques son baratas en su precio por hectárea, sólo aquellos que pueden comprar un número elevado de hectáreas tienen acceso a estas propiedades. Es por lo tanto un negocio exclusivamente mayorista de hectáreas.

 

Banco de Bosques viene a dar respuesta a esto con una alternativa simple y sobre todo, creativa. Se genera un espacio mediante el cual el negocio mayorista de compra de tierras con bosques pasa a ser también un negocio minorista. Un “almacén” de hectáreas de bosques en la que todos pueden participar aportando desde unos metros cuadrados hasta varias hectáreas de bosques que se salvan automáticamente.

 

Este avance de hectáreas salvadas se puede seguir paso a paso en el sitio de Banco de Bosques y cada donante puede saber exactamente dónde está ese “pedacito” de planeta que se salvó gracias a su aporte.

 

 

¿Por qué es importante actuar ahora y salvar los bosques?

 

El futuro de los bosque, la biodiversidad y el nuestro está en juego. Se prevé que la población humana mundial crezca hasta los 9.000 millones al año 2050 y es probable que la demanda de los múltiples servicios que ofrecen los bosques siga en aumento. Si nada cambia, el futuro de los bosques, de las personas y de las innumerables especies que dependen de ellos no es muy prometedor. Existe el riesgo de que los activos naturales representados por los bosques se sigan deteriorando y, como consecuencia, los países vean reducida su capacidad de satisfacer sus necesidades de desarrollo de una manera sostenible.

 

Los bosques son beneficiosos para la adaptación al cambio climático. La relación entre personas, diversidad biológica, productividad y capacidad de regeneración es importante a la luz del cambio climático que se espera. Existen cada vez más pruebas de que los ecosistemas complejos y de bosques viejos siguen secuestrando y almacenando grandes cantidades de carbono.

 

Los bosques son beneficiosos para la tierra y el suelo. La deforestación  y la desertificación que puede seguirle tienen efectos negativos sobre la productividad de la tierra, la salud humana y del ganado y las actividades económicas. Los bosques y la cubierta arbórea previenen la degradación de la tierra y la desertificación ya que estabilizan el suelo, con lo que reducen la erosión del agua y del viento, y mantienen los ciclos del agua y de los nutrientes del suelo.

La pérdida de vegetación a causa de la deforestación y la degradación de la tierra y la desertificación resultantes provocan una pérdida de diversidad biológica y contribuyen al cambio climático al reducir el secuestro de carbono.

 

El uso sostenible de los bienes y servicios procedentes de los bosques, junto con el desarrollo de sistemas agroforestales, tienen el potencial de contribuir a la reducción de la pobreza haciendo que la población pobre rural sea menos vulnerable a los efectos de la degradación de la tierra y de la desertificación.

 

Los bosques son beneficiosos para los medios de subsistencia. Se estima que aproximadamente 1,6 millones de personas utilizan los bosques como fuente de sustento e ingresos.

 

Los bosques son beneficiosos para la economía. Cada vez se reconoce más la necesidad de fomentar el papel de los bosques y del Maneja Forestal Sostenible para ayudar a la erradicación de la pobreza en los países en desarrollo. Los bosques proporcionan múltiples recursos renovables y pueden ayudar a satisfacer la creciente demanda de alimentos, madera, forraje, fibra, biocombustible, refugio y otros productos, así como servicios ecosistémicos.

 

Los bosques son beneficiosos para la diversidad biológica. Se calcula que los bosques, sobre todo los tropicales, albergan tres cuartas parte de todas las especies terrestres de plantas y animales. La diversidad biológica es la base de la mayoría de los procesos naturales y, por tanto, también del suministro de bienes forestales y servicios ecosistémicos.

 

 

Conocé las Reglas de Banco de Bosques

 

En los bosques adquiridos por los donantes no se podrá desmontar. Sólo se pueden hacer tres cosas:

 

  1. Restauración del bosque. Muchos bosques necesitan cicatrizar heridas provocadas por la tala irracional o incluso desmontes anteriores para volver a estar sanos y recuperar biodiversidad.
  2. Manejo Sustentable y de bajo impacto: para generar empleo local se podrán proponer actividades de eco-turismo, recolección de miel y productos forestales no madereros, manejo forestal de FSC y pastoreo de carga mínima.
  3. Conservación: en sitios con valores de biodiversidad sobresalientes o críticos para establecer áreas protegidas se propondrá hacer conservación.

 

Banco de Bosques no podrá vender los bosques salvados y sólo podrá bajo según sea el caso transferirlos a Parques Nacionales o Provinciales por la tanto la protección a perpetuidad nunca se pierde.

 

 

¿Cuáles son los bosques salvados hasta el momento?

 

PARQUE NACIONAL «EL IMPENETRABLE», Chaco

 

Milagrosamente, porque no cabe otro término, una estancia privada llamada «La Fidelidad», con la considerable extensión de 250.000 ha, se ha salvado hasta el día de hoy y su bosque es la mayor muestra continua de ecosistema chaqueño que nos queda en buen estado de conservación.

 

Nuestros expertos en Parques Nacionales, Universidades e instituciones de la sociedad civil descubrieron este yacimiento de biodiversidad hace varios años, pero no salieron en la tapa de ningún diario. A pesar de revestir tanta importancia como el glaciar Perito Moreno o las cataratas del Iguazú, «La Fidelidad» pasó inadvertida para muchos, aunque no para los que asesinaron a su único dueño en enero de 2011 pasado y buscando lotear sus tierras y saquear sus bosques.

 

Desde Banco de Bosques se comprometieron a que el país entero conozca este caso y a moverse para que ese último gran bosque se salve bajo la máxima categoría de protección legal para la naturaleza en Argentina: Parque Nacional.

 

Comenzaron esta campaña hace algunos años, hasta que lograron la creación del Parque Nacional «El Impenetrable»,   en tierras de la estancia «La Fidelidad». Un lugar que puede generar tanto empleo y riqueza a nivel local como el Parque Los Glaciares, en el Sur, o el Parque Iguazú, en Misiones. Este lugar único e irrepetible no puede perderse. En sus montes de quebracho blanco, colorado, algarrobo y palo santo, habitan los últimos tatú carreta y la población de yaguaretés en estado más crítico de la Argentina.

 

El P.N. El Impenetrable es un lugar tan espectacular que puede transformarse en un nuevo destino de progreso turístico sustentable para ser descubierto por miles de visitantes argentinos y del mundo protegiendo un ecosistema único en un marco de desarrollo social sustentable e inclusivo.

 

 

CAA PORA, Misiones

 

Caa Porá está ubicada en el Departamento de Colonia General Manuel Belgrano, Municipio Andrés Guacurarí de la Provincia de Misiones, dentro del Parque Provincial Urugua-i de relevante importancia ya que se trata del área protegida más grande de la provincia con 84.000ha de extensión.

 

Caa Porá cuenta con una selva en franco proceso de recuperación detectándose la presencia de fauna autóctona y flora en abundancia, incluyendo la presencia de ejemplares de Palo Rosa, una especia altamente explotada en el pasado por su madera y que ha sido declarada Monumento Natural Provincial y esta hoy terminantemente prohibida su extracción salvo que se trata de árboles caídos.

 

A pesar de que su extensión es muy pequeña en comparación con el mencionado Parque Provincial, Caa Porá se encuentra ubicada en un sitio altamente estratégico para la supervivencia del yaguareté y de la fauna del Parque Urugua-i en general. Esto amerita una breve explicación:

 

Antes de la creación del Parque Urugua-i la gran mayoría de esas 84.000ha eran fiscales. Sin embargo, un pequeño sector fue loteado a propietarios privados justo antes de que esas tierras fiscales pasaran a la categoría de Parque Provincial y quedaran protegidas. Las pocas hectáreas que fueron vendidas a privados fueron en total 160. Se fraccionaron en 4 fincas de alrededor de 40ha cada una. Caa Porá es una de ellas y existen otras tres fracciones de extensión similar. Una de ellas de un propietario que reside en Brasil y otras dos en manos de un colono llamado Albino, hoy retirado de la actividad de la finca que reside en el pueblo de Andresito a unos 20km de las zona de Caá Porá y las otras tres fracciones.

 

Estas cuatro fracciones no están ubicadas en el centro del Parque pero sí están dentro de éste. Y aquí aparece el problema que Banco de Bosques pretende resolver: Al ser propiedades privadas, necesariamente debe haber un camino para brindar acceso a los propietarios. Ese camino debe permanecer abierto de manera permanente y a través de este se obtiene un privilegiado acceso al Parque Urugua-i. Este acceso es utilizado en su mayoría por cazadores furtivos. Para complicar aún más las cosas en las fincas de Mackoviak y su vecino residente en Brasil se han introducido vacas, ovejas y cerdos lo cual constituye un cebo sumamente atractivo para el yaguareté. La evidencia es fatal: la zona de estas 4 fincas es donde más yaguaretés se abatieron en los últimos años.

 

Teniendo en cuenta que se trata de un área crítica para la conservación de Selva Misionera (también conocida como Bosque Atlántico Atlántico Sur) de la que se ha perdido el 92% de su superficie originaria, Banco de Bosques optó por Caa Porá para armar su primer proyecto. Con un sistema revolucionario de donaciones georreferenciadas (uno puede saber exactamente las coordenadas del pedacito de bosque que va salvando mes a mes), fue también un compromiso realista y viable para los comienzos de Banco de Bosques. Las donaciones se pudieron realizar en bloques de 10m2, 20m2, 40m2, 50m2, 100m2, 1000m2 e incluso mayores hasta totalizar 42 hectáreas de superficie.

 

Con la ayuda de más de 1400 personas hoy lograron ese pequeño pero importantísimo primer paso!

 

 

HOY BANCO DE BOSQUES SE ENCUENTRA COMPRANDO PARCELAS PARA SALVAR EL BOSQUE “CURVAS DEL URUGUA-I” EN LA SELVA MISIONERA

 

 

Para más información:
www.bancodebosques.org
TEL: +54 011 15 6006 8888
bosques@bancodebosques.org

 

Sumate a las RRSS:
Facebook: Banco de Bosques
Twitter: @bancodebosques
Instagram: bancodebosques
 

 

 

#Seguinos en Instagram