Greta Thunberg, la joven activista que enfrenta la crisis climática – Noticias AMAGI
17423
post-template-default,single,single-post,postid-17423,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Greta Thunberg, la joven activista que enfrenta la crisis climática

Comenzó con una mínima acción casi desapercibida, como una gota en el océano. Qué influencia podría tener en el mundo una niña de 15 años. Sin embargo, esa gota generó una onda expansiva tan grande que comenzó a impactar en la vida de muchas personas alrededor del mundo entero. Ella es Greta Thunberg, quien en agosto de 2018 decidió protestar frente al Parlamento Sueco por la inacción política ante el cambio climático.

 

Su empeño atrajo la atención global. Miles de organizaciones ambientales respaldaron su llamado y ha sido invitada a hablar en eventos como la Cumbre sobre Cambio Climático (COP24), que se realizó en Polonia en diciembre pasado. Greta Thunberg es clara y contundente en su discurso, y no ha dudado en reprochar la actitud de políticos y funcionarios en todos los actos y lugares en los que ha hablado. “Me llamo Greta Thunberg y soy militante climática” dijo la joven sueca en su intervención, el pasado mes de febrero, ante el Consejo Económico y Social de la Unión Europea. “La mayoría de los políticos no quiere hablar con nosotros. Muy bien, nosotros tampoco queremos hablar con ellos. Queremos que hablen con los científicos, que les escuchen, porque nosotros repetimos lo que llevan diciendo durante décadas«.

 

Las redes sociales y los medios de comunicación han actuado como una honda expansiva donde las palabras y las acciones de Greta fueron escuchadas, llevando a movilizar a miles de jóvenes de todo el mundo.

 

Antes del 20 de agosto de 2018, Greta Thunberg era una niña de 15 años que asistía al colegio, como la mayoría de adolescentes en su país, en la ciudad de Estocolmo.

 

Sin embargo, Suecia tuvo el año pasado un verano bastante problemático: una ola de calor afectó a gran parte del país nórdico, lo que originó cerca de 50 incendios forestales que arrasaron con 20.000 hectáreas. Para Thunberg, ese panorama de fuego y calor fue demasiado.

 

Tras las elecciones suecas, la joven activista siguió protestando todos los viernes, una acción que ha inspirado el movimiento Fridays For Future, protagonizado por jóvenes que imitan sus huelgas escolares en cientos de ciudades de todo el mundo. “Los jóvenes estamos hartos de que año tras año los políticos vayan a las cumbres y después de negociaciones infinitas se lleguen a acuerdos mínimos que luego ni siquiera se cumplen”, argumenta Thunberg. «Hacemos huelga escolar porque hemos hecho nuestros deberes. Ustedes, los políticos, no han hecho los suyos. Empezamos a arreglar su desastre y no pararemos hasta lograrlo”.

 

“Sí, estamos fallando, pero aún hay tiempo para cambiar todo (…) Resolver el cambio climático es el desafío más grande y complejo que ha enfrentado el homo sapiens. La solución, sin embargo, es muy simple, que incluso un niño pequeño podría entender. Tenemos que detener nuestras emisiones de gases de efecto invernadero (…) O bien, evitamos que las Temperaturas aumenten sobre los 1,5 °C o no lo hacemos. O evitamos la reacción en cadena de los ecosistemas que se deshacen o no lo hacemos. O elegimos continuar como civilización o no. Los adultos dicen: Tenemos que dar esperanzas a la próxima generación. Pero no quiero tu esperanza, ni quiero que la tengas. Quiero que entres en pánico, que sientas el miedo que yo siento todos los días, y luego quiero que actúes (…) Quiero que actúes como si tu casa estuviera en llamas, porque eso es lo que está pasando.” Indica Thunberg ante la Asamblea Anual del Foro Económico Mundial, 2019.

 

Thunberg, que ha sido nominada al Nobel de la Paz de este año por un grupo de diputados socialistas noruegos, y si bien muchos buscan criticarla y desprestigiarla, ella actúa de forma independiente, movilizada sólo por su determinación a actuar para enfrentar la crisis que estamos viviendo. Greta es para muchos un ejemplo de valentía y fortaleza, en donde nos enseña que a pesar de que todo parezca estar mal siempre hay algo que podemos hacer; y no sólo lo muestra en sus discursos, sino en sus acciones que buscan ser coherentes con lo que dice.

 

Lee el discurso completo de la adolescente, que ha pronunciado en diciembre de 2018 en nombre de Climate Justisce Now, una red internacional de organizaciones ecológicas.

“Mi nombre es Greta Thunberg. Tengo 15 años. Soy de Suecia.

Hablo en nombre de Climate Justice Now.

Mucha gente dice que Suecia es solo un país pequeño y no importa lo que hagamos.

Pero he aprendido que nunca eres demasiado pequeño para marcar la diferencia.

Y si algunos niños pueden generar titulares en todo el mundo simplemente por no ir a la escuela, entonces imaginen lo que todos podríamos hacer juntos si realmente quisiéramos. Pero para hacer eso, tenemos que hablar con claridad, no importa lo incómodo que pueda ser.

Ustedes solo hablan de crecimiento verde (crecimiento económico sostenible) porque tienen demasiado miedo de ser impopulares. Solo hablan de seguir adelante con las mismas malas ideas que nos metieron en este lío, incluso cuando lo único sensato que pueden hacer es poner el freno de emergencia.

No son lo suficientemente maduros como para contar las cosas como son. Incluso esa carga la dejan para sus hijos. Pero a mí no me importa ser popular. Me preocupo por la justicia climática y por el planeta.

Nuestra civilización está siendo sacrificada por la oportunidad de que un número muy pequeño de personas continúe haciendo enormes cantidades de dinero.

Nuestra biosfera se está sacrificando para que las personas ricas en países como el mío puedan vivir en el lujo. Son los sufrimientos de muchos los que pagan por los lujos de unos pocos.

El año 2078, celebraré mi cumpleaños número 75. Si tengo hijos, tal vez pasen ese día conmigo. Tal vez me pregunten por ustedes. Tal vez me pregunten por qué no hicieron nada mientras aún había tiempo para actuar.

Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos.

Hasta que no comiencen a centrarse en lo que debe hacerse en lugar de lo que es políticamente posible, no habrá esperanza. No podemos resolver una crisis sin tratarla como una crisis.

Necesitamos mantener los combustibles fósiles en el suelo y debemos centrarnos en la equidad. Y si las soluciones dentro del sistema son tan imposibles de encontrar, tal vez deberíamos cambiar el sistema en sí mismo.

No hemos venido aquí para rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar.

Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo.

Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente.

Gracias”

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: