¿Hacia dónde va el trabajo? – Noticias AMAGI
17747
post-template-default,single,single-post,postid-17747,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿Hacia dónde va el trabajo?

por Carlos Legna Verna

 

Recientemente asistí al Simposio Iberoamericano de la OIT sobre “El Futuro del Trabajo” y me pareció conveniente compartir algunas reflexiones sobre él.

 

La población mundial es de 7.200 millones y será del orden de 9000 millones en 2050. La expectativa de vida creció un 20% desde 1989 y seguirá aumentando: nuestras sociedades serán cada vez más “viejas” y las capacidades físicas y mentales de las personas les permitirán trabajar más allá de los 70 años. Pero persisten grandes diferencias: la esperanza de vida en Japón es de 84,2 años, la de la República de África Central de 53 años y la de Argentina de 76,9; y hay fuertes diferencias de riqueza entre los países y entre sus ciudadanos, por lo que asistiremos a un mundo con importantes migraciones (actualmente son del orden de los 300 millones y se duplicarán en 2030) y con distribución desigual de la riqueza.

 

El cambio climático obligará a acentuar el abandono de las fuentes tradicionales de energía y a desarrollar las limpias, por lo que los puestos de trabajo vinculados con las primeras tenderán a desaparecer y a crecer los que requieren las segundas y la mejora del ambiente.

 

La globalización (conjuntamente con la cuarta revolución industrial) hace que hoy en día estemos todos conectados: las relaciones laborales se han integrado a escala global.

 

Todos estos cambios impactarán fuertemente sobre el tipo de trabajo que realizarán quienes ahora son niños: crecerán muy fuertemente las actividades vinculadas con internet, las TIC, la digitalización y la denominada “virtualización laboral”;  el software inteligente, la robótica, el Big Data, la inteligencia artificial y los drones. Se destruirán millones de empleo y a la vez crecerá la demanda de profesiones de alta cualificación, que ahora no existen; en las empresas se acentuará la “guerra por el talento” a nivel mundial; aumentará por tanto la movilidad internacional de los más calificados a la vez que habrá fuertes políticas anti-inmigración para los pobres y menos calificados. Pero no se sabe exactamente cuáles serán los nuevos puestos de trabajo: el 65% de los niños actuales trabajarán en empleos que aún no se han creado ¡Tenemos que formarlos para funcionar en un mundo laboral que no sabemos exactamente cómo será!

 

Todo esto plantea al menos dos retos: a la educación; y a la necesaria aplicación de medidas sociales, que la limitación de espacio no nos permite tratar aquí.

 

(una versión más extensa de este artículo puede ser solicitada al autor)

 


 

CARLOS LEGNA VERNA

Es Profesor Emérito de la Universidad de La Laguna, España, Doctor en Economía por la universidad Pierre Mendès France de Grenoble, Francia y Licenciado en Economía por la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Fue experto de la cooperación para el desarrollo de Naciones Unidas. Trabajó como funcionario del ECOSOC (Consejo Económico y Social de NNUU) en América Latina y África. Trabajó como investigador en la sede de NNUU en Ginebra y fue profesor del ILPES (Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social de la CEPAL).

Ha publicado artículos y libros sobre como mejorar las decisiones estratégicas, la utilización de la dinámica de sistemas para definir políticas económicas y sociales, la gestión estratégica y el desarrollo socio-económico.

Email: clegna@ull.edu.es

 

Foto de portada: Designed by macrovector / Freepik

 

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: