Las empresas deben marcar la diferencia durante la crisis de la pandemia – Noticias AMAGI
17864
post-template-default,single,single-post,postid-17864,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Las empresas deben marcar la diferencia durante la crisis de la pandemia

Un estudio realizado por Edelman revela que es momento de que las empresas orienten sus operaciones bajo la promesa de un enfoque en sus grupos de interés, basados en la confianza y en el bien común.

 

La actualización del Trust Barometer 2020 de Edelman: la confianza y la pandemia del COVID-19, disponible en www.edelman.com, revela que la pandemia ha intensificado percepciones existentes en cuanto a la injusticia del sistema, temores a la pérdida de puestos de trabajo y falta de información de calidad, sumando preocupación por la seguridad personal. Poco más de dos tercios (67%) cree que aquellos con menos educación, dinero y recursos están siendo injustamente cargados con la mayor parte del sufrimiento, riesgos de enfermedad y necesidad de sacrificio debido a la pandemia. Más de una de cada dos personas está preocupada por la pérdida de empleo debido a la pandemia y por no poder encontrar uno nuevo durante mucho tiempo.

 

La gente cree que es vital para las empresas y los CEOs asociarse con el gobierno para dar forma a un futuro mejor en lugar de trabajar para mantener la regulación gubernamental al mínimo. Una mayoría (68%) quiere que los CEOs participen proactivamente en conversaciones con el gobierno para regular sus compañías de manera que protejan a las personas y al planeta, mientras les brinden la flexibilidad de innovar, responder a una crisis y satisfacer crecientes demandas de sus productos o servicios.

 

“Los negocios se han estado preparando durante los últimos tres meses desde que el gobierno ha liderado la primera etapa de esta carrera” aseguró Edelman. “Ahora es hora de que las empresas tomen mayor protagonismo a medida que el enfoque cambia para reabrir la economía. Este es un momento de reflexión para las empresas, y la promesa de un enfoque hacia los grupos de interés debe cumplirse llenando sus cadenas de suministro con pequeñas empresas y la retención y recapacitación de colaboradores”.

 

De acuerdo al estudio realizado por Edelman en 12 mercados acerca del papel que se espera que las empresas adopten durante la pandemia de coronavirus, se evidenció que los encuestados consideran que las marcas deben enfocarse en encontrar soluciones en lugar de vender pasiones o imagen; deben ser tangibles y actuar rápido, no tratar de impresionar o ser conceptuales.

 

 

Lo que se espera de las marcas

 

Los participantes de la encuesta reconocieron la necesidad de que las marcas realicen acciones que aborden los retos sociales que presenta el COVID-19, desde asegurar el bienestar de los empleados y ajustar los precios o la disponibilidad de productos hasta fomentar un sentimiento de comunidad. Sesenta y dos por ciento de los participantes del estudio dijeron que su país no podrá superar la crisis si las marcas no asumen su importante papel al momento de enfrentar los retos de la pandemia. Cincuenta y cinco por ciento dijeron que las marcas y empresas están respondiendo más rápido y de manera más efectiva que el gobierno. Igualmente, 71 % opinaron que nunca más volverían a confiar en una marca si perciben que se les está dando prioridad a las ganancias y no a las personas. Para los clientes, la confianza en las marcas es equivalente a factores como la calidad, el valor, la practicidad o los ingredientes al momento de considerar una compra.

 

 

Protección y colaboración

 

La gran mayoría de los encuestados, 90 % en los 12 mercados, espera que las marcas hagan todo lo posible para proteger el bienestar y la seguridad financiera de sus empleados y proveedores, incluso si esto significa sacrificar ganancias en lo que resta de la pandemia. De igual manera, se espera que las marcas cambien temporalmente de giro para producir artículos que ayuden a la población a enfrentar los retos actuales (89 %) y que les ofrezcan productos rebajados o gratuitos a los profesionales de la salud, personas en situación vulnerable y a quienes hayan visto afectado su trabajo a causa de la pandemia (89 %). Además, 90 % de los encuestados esperan que las marcas colaboren con el gobierno y actúen como una red de seguridad para llenar el vacío que los gobiernos dejan en su respuesta frente a la crisis (86 %).

 

 

Brindar información confiable y mostrar empatía

 

Las marcas deben centrar sus mensajes en proponer soluciones, no en promover ventas. Ochenta y cuatro por ciento de los participantes de la encuesta esperan que la publicidad se centre en la forma en las que las marcas pueden ayudarle a la gente a lidiar con los retos que representa la pandemia en sus vidas diarias. Setenta y siete por ciento esperan que las marcas solo hablen de sus productos de manera que demuestren que están conscientes de la crisis y del impacto que tiene en la vida de las personas. La gente busca información especializada, lo cual se ve refleja en el hecho de que 78 % por ciento de los participantes ven a los médicos como voceros confiables para comunicar las acciones de una marca que estén relacionadas con el virus. Las celebridades (26 %) y los influencers (28 %) fueron descartados en ese rubro. Más de la mitad de los participantes (57 %) quieren que las marcas dejen de lado cualquier publicidad con tono humorístico o desenfadado. Cincuenta y cuatro por ciento dijeron que no le están prestando atención a ningún nuevo producto que no esté diseñado para ayudarlos a sobrellevar los retos que representa la pandemia en su vida diaria. En resumen, los participantes creen que las marcas pueden y deben marcar la diferencia durante la crisis de la pandemia de coronavirus.

 

Las marcas son una fuente importante de información durante la crisis. Globalmente, 84 % por ciento de los participantes espera que las marcas funjan como fuentes de noticias confiables que mantengan informadas a las personas.

 

 

Educar y conectar

 

Las personas esperan que las marcas usen su poder para educar (85%). En otras palabras, esperan que las marcas ofrezcan información sobre cómo pueden cuidarse y tener precauciones. Del mismo modo, la gente quiere saber de qué manera están ayudando las marcas (89 %) y cuál es la mejor forma de tener acceso a sus productos y servicios (88 %).

 

En estos momentos difíciles, las marcas deben unirnos. Los encuestados dijeron que buscan conexiones emocionales, lo cual implica ayudarlos a estar cerca de las personas a quienes no pueden ver debido a las medidas de distanciamiento físico (83%). Asimismo, quieren una conexión compasiva que incluya mensajes empáticos y de apoyo para sobrellevar los retos actuales (83%). La gente quiere que los canales sociales de las marcas generen un sentido de comunidad y apoyen a quien más lo necesita (84%). Además, saber qué están haciendo las marcas en respuesta a la pandemia les resulta reconfortante a las personas (65 %).

 

Las marcas pueden consolidar un nuevo nivel de conexión con los consumidores o perder esa relación para siempre. Sesenta y cinco por ciento de los participantes dijeron que la respuesta de una marca durante la crisis tendrá un fuerte impacto en sus decisiones de compra en el futuro. Sesenta por cierto dijeron que están recurriendo a las marcas que consideran completamente confiables. Más de un tercio de los consumidores (82 % en China y 60 % en India) reportaron haber empezado a usar una marca debido a la manera innovadora y compasiva con la que estaba respondiendo frente a la crisis. En contraste, hay un gran riesgo para las marcas que estén actuando sin empatía. Un tercio de los participantes ya convenció a otras personas de dejar de usar marcas que no están actuando adecuadamente (76 % en China, 60 % en India).

 

 

El nuevo papel de las marcas

 

Esta crisis global cambiará nuestra manera de pensar, nuestras conductas y cómo consumimos. No hay una vía rápida para volver a la normalidad. Este nuevo mundo tendrá que basarse más que nunca en la confianza e implica un mandato más amplio para las marcas: deberán ayudarnos a resolver problemas, protegernos, colaborar e innovar siempre pensando en el bien común.

 

En este momento de profunda crisis global, el público quiere que las marcas ofrezcan su ayuda y que nos mantengan a salvo, nos guíen y nos apoyen. Las marcas que actúen a favor de sus empleados, stakeholders y la sociedad en general reforzarán su experiencia, liderazgo y confianza, lo que les permitirá a su vez fortalecer inconmensurablemente la relación existente con sus consumidores.

 

Este es el momento para que las marcas demuestren que las personas van primero, no las ganancias. Es vital que respondan con compasión y que marquen la diferencia. Este es un verdadero desafío que pondrá a prueba a los líderes que están enfocados en seguir un propósito o causa (purpose-driven en inglés).

 

 

Acerca de Edelman

Edelman es una agencia global líder en comunicaciones que se asocia con empresas y organizaciones para construir, promover y proteger sus marcas y reputaciones. Edelman cuenta con más de 20 años de presencia en América Latina. Leer más en www.edelman.com

 


Foto de portada: Designed by Freepik

#Seguinos en Instagram