Los desafíos éticos de nuestro tiempo, ¿En dónde estamos y hacia dónde va el mundo? - Noticias AMAGI
17026
post-template-default,single,single-post,postid-17026,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Los desafíos éticos de nuestro tiempo, ¿En dónde estamos y hacia dónde va el mundo?

En una presentación inédita en el Auditorio de Tenaris en la ciudad de Campana, Bernardo Kliksberg, destacado escritor, asesor de la ONU y referente en temas de Responsabilidad Social Empresaria, abordó algunos de los desafíos macroestructurales de la humanidad, brindó pautas de acción y repasó ejemplos para tener esperanza en un futuro con más desarrollo y menos pobreza.

 

 

Este es un momento muy importante para reflexionar, estamos en un mundo que es para despertar perplejidad cotidiana.” Comenzó diciendo Kliksberg,Por un lado está la revolución tecnológica, y por el otro hay certidumbres muy profundas, un nivel de desconfianza sobre el futuro particularmente por los jóvenes y voces que llevan a la reflexión.” Mencionando luego a el filósofo Edgar Morin, que dice que este planeta se parece a un astro errante que va por el espacio galáctico cargado de tecnologías de lujo nunca antes soñadas por el genero humano, pero ¿hacia dónde va?. Hay una falla fundamental en el timón, ya que éste debería estar manejado por la ética. El timón está vacante y el astro va zigzagueando sin un rumbo fijo. En el mismo sentido, indicó que el Papa Francisco, la autoridad espiritual más escuchada del mundo, repite una y otra vez, escuchemos con atención, escuchemos el grito silencioso de los pobres y escuchemos el gemido de la Tierra. Los pobres están reclamando pero su voz no se escucha y la tierra está clamando que hagamos lo que tenemos que hacer antes que sea tarde.

 

El planeta actualmente presenta macro desafíos que nos llevan a la reflexión sobre hacia dónde vamos y qué rol cumple la ética en la humanidad. Algunos de los desafíos presentados por Kliksberg son:

 

 

La Revolución Tecnológica

 

¿Hacia dónde nos está llevando? En muy poco tiempo han surgido cambios radicales en la informática, en la conexión y las redes sociales, la forma de comercializar artículos en el mercado digital y el acceso a Internet. Simultáneamente, a esta ola tecnológica de las comunicaciones hay cambios en casi todas las disciplinas, cambios en la estructura epistemológica, en la física, biología, microelectrónica, la robótica, en la genética, hay una revolución total en las ciencias médicas. Las organizaciones están cambiando los procesos productivos. Todo esto nos lleva a la inteligencia artificial, por ejemplo, ya existen medios de transporte que se auto manejan. Si todo esto está tan bien, entonces por qué nos preguntamos hacia dónde va el mundo. Será que va hacia un desarrollo tecnológico acelerado continuo, es un desarrollo exponencial. Muchos dicen que con la tecnología todos los problemas serán resueltos. Sin embargo, está surgiendo una agenda nueva de problemas vinculados al progreso indefinido de la tecnología. Asimismo, ya los filósofos del siglo XIX decían que la historia se iría resolviendo sola a través de los avances de la revolución industrial y con el progreso tecnológico. Pero advertían que una de las cuestiones es el progreso tecnológico al servicio de quién y en el marco de qué parámetros morales. La tecnología es un instrumento, entonces no resuelve todos los problemas que tienen que ver con los fines y con la condición humana. Por ejemplo, algunos de los riesgos tecnológicos son los hackers, cuando tengamos los autos que se auto dirigen, pueden ser copados por hackers. Por otra parte la tecnología sola no resuelve todos los problemas, sino que abre otros. Quienes trabajan en los medios de transporte, ¿qué van a hacer cuando no se necesiten conductores? ¿En qué se empleará a estas personas?. Se debe regular el uso de la inteligencia artificial antes de que sea tarde, la tecnología es bienvenida, pero sola no soluciona nada; hay que pensar cuáles son sus riesgos y cuál es el fin de su utilización.

 

 

La Crisis de Valores

 

Estamos en un tiempo recorrido por una crisis de valores, no estamos en uno de los momentos más morales de la civilización. La opinión pública esta de acuerdo que el enemigo número uno es la corrupción, y ésta deviene por un quiebre de valores. Además, este no es un problema sólo para los corruptos, sino que crea una serie de desencantos, cinismo en los jóvenes y la sociedad que permanece pasiva frente a la corrupción. Otro quiebre de valores se relaciona con los “descartables”, los pobres que nadie quiere ver, una parte importante de la sociedad no ve a los que carecen de todo. La gente pasa de largo y evita verlos. Incluso parte de la sociedad inventa la explicación, justificando que están pidiendo limosna y son pobres porque no quieren trabajar, no quieren estudiar, que no se esfuerzan. Esto no tiene ningún tipo de convalidación, incluso cuando estas personas tienen una oportunidad real de salir del círculo de la pobreza lo toman ávidamente. Si en el mundo hay tanta gente que vive en la extrema pobreza ganando menos de 2 dólares diarios es porque no se les ha dado lugar y se los dejó afuera, sin oportunidades.

 

Charles Taylor, filósofo canadiense, dice que lo más grave de todo es que no sólo hemos perdido sensibilidad y que hay un desencanto de la vida por parte de los jóvenes, sino que se ha perdido el sentido de causas comunes, hemos dejado de pensar y discutir sobre los fines; sólo discutimos sobre los medios, sobre la tecnología, sobre los consumos, pero no sobre los fines últimos. Hemos relegado totalmente eso que es parte del género humano. Acá está la mayor crisis de valores y no saldremos de ésta si no discutimos realmente sobre cuál es el propósito.

 

 

La Pobreza

 

Lamentablemente las cifras no son estimulantes, si a quienes salieron de la pobreza le sacan el aporte de China que sacó a 400 millones de personas de la pobreza, veremos que la pobreza crece. La FAO dice que este año hubo 215 millones de personas con hambre, una cifra mayor que 15 años atrás. Existen 900 millones de personas sin agua potable y 2600 millones que no tienen instalaciones sanitarias. Esto es fenomenal en un mundo cuyo PBI ha crecido enormemente gracias a los avances tecnológicos. Los más afectados por la pobreza son los niños porque el impacto sobre las enfermedades gastrointestinales, particularmente la diarrea infantil, son el principal asesino de niños. Mueren según el último dato de UNICEF 15000 niños por día por razones evitables, fundamentalmente por desnutrición, falta de agua potable y falta de instalaciones sanitarias. Hoy, como ayer, como mañana van a morir 2400 niños en el día en que nacieron; Y van a morir antes de cumplir un mes 2.600.000 niños por falta de lo más elemental. La mitad de la población de niños en América Latina, según la CEPAL, están por debajo de la línea de la pobreza. En esta región, la pobreza en general creció en los últimos tres años de un 28% a un 31%, y quienes están en pobreza extrema, en indigencia, pasó de un 8% a un 12%, el crecimiento de la pobreza en los niños fue aún mucho mayor que el crecimiento de la población en general; en América Latina hay 190 millones de pobres. Como indican las mediciones, tenemos un desafío de fondo que no está solucionado.

 

 

Cambio Climático

 

Los países acordaron en la reunión de Paris que no se puede dejar crecer la temperatura del planeta más de un 2% sobre la que tenía antes de la revolución industrial porque de lo contrario llegaremos a un punto donde la vida va a ser muy difícil. Sin embargo, ya creció un 1,1% en las últimas décadas, esto se debe a el calentamiento global por envenenamiento de los gases del efecto invernadero, producto de las industrias que producen este tipo de gases y su falta total de responsabilidad social, entre otras cosas. Los calores actuales son inéditos, son los más calientes desde 1890 que se comenzó a medir la temperatura del planeta. Y hay calores muy fuertes en Siberia y en el Polo, entre otros lugares.

 

Los niveles de polución han llegado al fondo del mar, por expulsión de plásticos y basura en general al mar, llevando al exterminio de los corales. Una tercera parte de los corales que son el suelo del que se alimentan muchas especies marinas y el hábitat natural del mar, no aguantan el ascenso de temperatura en el mar y el alto grado de polución. Han aparecido ballenas muertas en la costa con el estómago totalmente lleno de plásticos. El pronóstico es que si no mejoramos radicalmente esta situación para el 2040 la pesca va a ser casi imposible porque no van a existir los peces.

 

Los huracanes, las inundaciones, las tormentas, las sequías prolongadas, entre otros, son parte del cambio climático, esto produce migraciones en escala gigantesca de pueblos enteros que viven en condiciones ecológicas que no son sostenibles. Laudato Sí, la encíclica del Papa, dice que el cambio climático nos afecta a todos, pero los que ya lo están sufriendo son los pobres. La destrucción ecológica implica la migración y el aumento de la pobreza.

 

 

Los Migrantes y la Xenofobia

 

Estamos presenciando la mayor escala de migrantes después de la segunda guerra mundial, 70 millones de personas del mundo son refugiados. Muchos migrantes no son recibidos de la mejor forma, son recibidos con la xenofobia, que es un subproducto de todos los escenarios antes mencionados. Debido a la dificultad económica en que está la economía mundial desde el 2008, el crecimiento ha sido muy débil, esto crea una situación en donde los políticos de ultraderecha encontraron que por medio de la xenofobia pueden culpar a los migrantes por todos los problemas y los utilizan ávidamente.

 

 

La condición de la Mujer

 

Las mujeres siguen sufriendo la discriminación, desde situaciones de acoso hasta la discriminación laboral que continúa de una manera muy potente. El pronóstico es que, al ritmo actual, las mujeres van a ganar igual que los hombres por igual tarea e igual responsabilidad dentro de 174 años. Si bien ha habido un desarrollo positivo, aún falta muchísimo. Desde las expresiones por medio de la violencia, como el femicidio, hasta las más silenciosas, como las reuniones de trabajo en una oficina. En donde aparentemente se está en igualdad de condiciones pero no le permiten hablar y participar, desestimando la palabra de la mujer.

 

 

La Desigualdad

 

Estamos en un pico de desigualdad, donde el 1% más rico este año tiene el 53% del PBI, el 1% más rico se ha hecho más rico en la crisis del 2008 con la especulación financiera. Se calcula que 8 personas, antes eran 80, tienen más que 3500 millones de personas. Esto evidentemente es disfuncional ya que lleva al debilitamiento de la cohesión social y a la violencia.

 

 

Nuevos Actores

 

Los jóvenes buscan nuevos caminos, buscan trabajar en empresas con alta responsabilidad social, quieren estar en empresas con propósito y comprometen sus vidas con causas que signifiquen aportar a lo colectivo. Es así como ha crecido el movimiento de jóvenes voluntarios. Hay una búsqueda por recuperar el sentido de la acción colectiva.

 

Por otra parte, también están las empresas con responsabilidad social. Actualmente, la responsabilidad social se ha impuesto en el campo de las ideas. Las empresas no tienen más pretexto para justificar por qué no hacen responsabilidad social. La empresa tiene que tener permiso legal para funcionar, pero además debe tener permiso social, legitimidad social. Las empresas que tienen responsabilidad social son más rentables, tienen mayor capacidad de atracción de talentos, mayor posibilidad de recibir inyecciones de fondo de los grandes fondos de inversión. Es un ganar-ganar, ya que gana la empresa privada y la comunidad.

 

 

¿Hay esperanza?

 

Luego de reflexionar sobre los desafíos y las problemáticas mundiales que estamos atravesando nos preguntamos si hay esperanza, si es posible dar un paso adelante como sociedad. A lo que Kliksberg enuncia que es posible recuperar el timón, porque las personas tienen sed de ética. El mundo no está indiferente a los desafíos. Desde formas micro hasta formas macro hay una lucha permanente para cambiar la situación. A nivel macro por ejemplo están los cuatro países nórdicos que encabezan las tablas de indicadores; Siendo número 1 en Desarrollo Humano, en igualdad de género, en educación, en equilibrio ecológico; son los mayores donantes en solidaridad internacional y son potencias en materia tecnológica controlada a nivel ético. Allí la criminalidad es la más baja del planeta, siendo uno de lugares con más niveles de felicidad en el mundo. Tienen el mejor coeficiente de Gini del Planeta, y cuanta más igualdad más desarrollo económico y tecnológico.

 

La sed de ética esta en muchos seres humanos, independientemente de la clase social. Las acciones de cada persona hacen que esos micro actos cambien la vida de otros. Desde lo micro hasta lo macro hay una lucha permanente para cambiar la situación del mundo.

 

El papa Francisco dice con mucha frecuencia “el que no vive para servir, no sirve para vivir” es decir que el que no desarrolla su vida tratando de ayudar a la comunidad siendo solidario, no aprendió el sentido profundo de la vida. El ser humano tiene un potencial gigantesco con el que puede ayudar a mejorar la vida de los otros. No pasemos de largo este privilegio de poder servir y sentirnos plenos. En hebreo antiguo se utiliza una expresión que puede sintetizar aquél deseo que tienen las personas de dejar una contribución al mundo, es “Tikún olam”, que significa “Mejorar el mundo”, hay esperanza si todos y cada uno hacemos lo posible para mejorar.

 

 

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: