¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?  – Noticias AMAGI
17866
post-template-default,single,single-post,postid-17866,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe? 

La pandemia ha sacudido a toda la humanidad como nunca antes, las noticias parecen ser un sin fin de malos augurios, como si una sombra oscura y densa nos cubriera por un largo tiempo. El confinamiento se extiende y con él las opciones y posibilidades de seguir adelante con nuestras vidas. Nuestros planes y esperanzas se ven truncados, generando más ansiedad y depresión. “Ya nada será como antes” nos dicen, las escuelas no serán las mismas, la economía se ha puesto en jaque, los sistemas de salud y hasta incluso los gobiernos son cuestionados frente a las decisiones y respuestas que dan a los ciudadanos. Y mientras tanto, sentimos que retrocedimos en los logros y avances que hemos realizado en pos de un mundo mejor.

 

Para quienes por momentos sentimos que estamos empantanados y que el futuro que nos espera será malo les dejo este cuento:

 

“Hay una historia acerca de un viejo sabio en la China que tenía un caballo y un hijo. Todos sus vecinos le tenían lástima y siempre le decían: «Qué triste que todo lo que tienes es un hijo y un caballo». El viejo sabio siempre respondía con las siguientes palabras: «¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?» Un día, el caballo se escapó. Todos los vecinos se le acercaron con mucha compasión, diciendo: «¡Es terrible, tu único caballo se escapó y ahora solamente tienes a tu hijo. Es terrible!». Como siempre, el viejo encogió sus hombros y dijo: «¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?». Pasó una semana y el caballo regresó, y con él venían doce hermosos caballos salvajes. Los vecinos estaban muy emocionados y corrieron hacia el viejo proclamando su buena fortuna: «Es tan maravilloso, ahora tienes muchas posesiones». El viejo sabio respondió una vez más encogiendo sus hombros con las acostumbradas palabras: «¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?». El viejo sabio le dijo a su hijo que comenzara a entrenar a los caballos salvajes para que pudieran serles útiles. Un día, el hijo estaba montando un caballo particularmente salvaje, se cayó y se rompió ambas piernas. Cuando los vecinos supieron, llenos de lástima le decían: «Qué cosa tan horrible lo que le pasó a tu único hijo». El viejo sabio nuevamente se encogió de hombros y dijo: «¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?». Poco tiempo después, llegaron unos jinetes desde una villa cercana buscando a todos los hombres físicamente capaces para ir a la guerra y para ayudarles a proteger su villa de las bandas de ladrones que merodeaban por allí. Así fue como todos los jóvenes de las villas cercanas fueron a ayudar a la guerra excepto el hijo del viejo sabio, quien tuvo que quedarse en casa porque sus dos piernas rotas aun no habían sanado. Todos los jóvenes que fueron a la guerra murieron pero el hijo del viejo sabio vivió muchos años. Entonces, cuando parezca que tu mundo se está derrumbando a tu alrededor y no puedes encontrarle ningún sentido a lo que te está pasando, siempre recuerda que no conoces la película completa y recuerda también las palabras del viejo sabio: «¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?». (Oye Dios! Es Hora de Despertar, Ascensión de los Ishayas, Sakti Ishaya y Bhushana Ishaya, 2002).

 

Depende de nosotros cómo queremos salir de la pandemia, tal vez salgamos fortalecidos, tal vez resignifiquemos lo que nos pasa y desarrollemos un mayor sentido de empatía y solidaridad, tal vez ahora sí trabajemos para tener un mundo mejor donde la ética y los valores sean nuestra bandera. Tal vez ahora sí nos unamos como comunidad y trabajemos todos a la par, sin dejar a nadie atrás. ¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?.

 


Foto de portada: Designed by Freepik

#Seguinos en Instagram