Salud para Todos – Noticias AMAGI
16482
post-template-default,single,single-post,postid-16482,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Salud para Todos

Día Mundial de la Salud, 7 de abril de 2018

 

En las últimas décadas, se han obtenido grandes avances en relación con el aumento de la esperanza de vida y la reducción de algunas de las causas de muerte más comunes relacionadas con la mortalidad infantil y materna. También se han logrado mejoras en el acceso al agua limpia y el saneamiento, la reducción de la malaria, la tuberculosis, la poliomielitis y la propagación del VIH/SIDA.

 

Sin embargo, se necesitan muchas más iniciativas para erradicar por completo una amplia gama de enfermedades y para hacer frente a numerosas y variadas cuestiones persistentes y emergentes relativas a la salud. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3 indica que se debe ‘Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades’. Para lograrlo es necesario que exista una cobertura sanitaria universal. El director General dela Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, menciona que “La ‘Salud para todos’ debe ser el centro de gravedad de los esfuerzos para lograr todos los ODS, porque cuando las personas están sanas, sus familias, comunidades y países se benefician. Pero aún tenemos un largo camino por recorrer. Alrededor de 400 millones de personas –uno de cada diecisiete ciudadanos del mundo– no tienen acceso a servicios sanitarios esenciales”. El acceso a la salud y el bienestar es un derecho humano, y esta es la razón por la que la Agenda para el Desarrollo Sostenible ofrece una nueva oportunidad de garantizar que todas las personas, no solo las de mayor poder adquisitivo, puedan acceder a los más altos niveles de salud y asistencia sanitaria.

 

¿Qué es la cobertura sanitaria universal?

 

El objetivo de la cobertura sanitaria universal (CSU) es asegurar que TODAS las personas, sin discriminación y sin que nadie quede excluido, reciban los servicios sanitarios que necesitan, sin sufrir por ello dificultades económicas. Nadie debería tener que elegir entre una buena salud y otras necesidades vitales.

 

La CSU permite a todas las personas tener acceso a servicios que tratan las principales causas de morbilidad y mortalidad, y garantiza que la calidad de esos servicios sea lo suficientemente buena como para mejorar la salud de las personas que los reciben.

 

La OMS indica que para que los servicios de salud sean verdaderamente universales, es necesario pasar de unos sistemas de salud concebidos en torno a las enfermedades y las instituciones, a unos sistemas de salud concebidos en torno a las personas y para ellas. Y para que una comunidad o un país pueda alcanzar la cobertura sanitaria universal se han de cumplir varios requisitos, a saber:

 

1. Existencia de un sistema de salud sólido, eficiente y en buen funcionamiento, que satisfaga las necesidades de salud prioritarias en el marco de una atención centrada en las personas (incluidos servicios de VIH, tuberculosis, paludismo, enfermedades no transmisibles, salud maternoinfantil) para lo cual deberá:

  • proporcionar a las personas información y estímulos para que se mantengan sanas y prevengan enfermedades,
  • detectar enfermedades tempranamente,
  • disponer de medios para tratar las enfermedades,
  • ayudar a los pacientes mediante servicios de rehabilitación.

 

2. Accesible: debe haber un sistema de financiación de los servicios de salud, de modo que las personas no tengan que padecer problemas financieros para utilizarlos. Esto se puede lograr por distintos medios.

 

3. Acceso a medicamentos y tecnologías esenciales para el diagnóstico y tratamiento de problemas médicos.

 

4. Una dotación suficiente de personal sanitario bien capacitado y motivado para prestar los servicios que satisfagan las necesidades de los pacientes, sobre la base de las mejores pruebas científicas disponibles.

 

La cobertura sanitaria universal implica la necesidad de reconocer la función crucial que desempeñan todos los sectores para asegurar la salud de las personas, en particular los de transporte, educación y planificación urbana.

 

La cobertura sanitaria universal tiene consecuencias directas para la salud de la población. El acceso a los servicios sanitarios permite a las personas ser más productivas y contribuir más activamente al bienestar de sus familias y comunidades. Además, asegura que los niños puedan asistir a la escuela y aprender. Al mismo tiempo, la protección contra riesgos financieros impide que las personas se empobrezcan al tener que pagar de su propio bolsillo los servicios de salud. Por lo tanto, la cobertura sanitaria universal es un componente fundamental del desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza, y un elemento clave de todo esfuerzo por reducir las desigualdades sociales.

 

#HealthForAll     #WorldHealthDay

 


Fuente:

http://www.who.int/campaigns/world-health-day/2018/es/

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: