Se presentó el coro virtual más grande del mundo – Noticias AMAGI
17982
post-template-default,single,single-post,postid-17982,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Se presentó el coro virtual más grande del mundo

La pandemia ha cambiado la vida de muchos, y para quienes participan de coros, esto no es una excepción. Sin embargo, la tecnología nos brinda la posibilidad de conectarnos sin importar en dónde nos encontremos.

En 2009, mucho antes de la pandemia, el compositor ganador del Grammy Eric Whitacre descubrió cómo construir un coro sin tener a los cantantes en un solo lugar.

En 2010 participaron del primer coro 185 cantantes, quienes interpretaron «Lux Aurumque». El video final resultó ser más grande que lo que Whitacre había imaginado, y rápidamente se hizo viral.

En los años subsiguientes Whitacre y su equipo han creado más coros virtuales, cada uno más grande que el anterior: 2,000 cantantes en «Sleep» (2011); 3.700 cantantes para «Water Night» (2012); 8,000 cantantes para «Deep Field» (2018). 

Hace pocos días se presentó su última pieza, «Sing Gently», con 17.572 cantantes de 129 países. Es el coro virtual más grande jamás reunido. 

Eric Whitacre comentó que la crisis del COVID presentó el momento ideal para sus coros virtuales. En marzo, con todas sus presentaciones y charlas canceladas, comenzó a escribir la música. Inspirado en el aislamiento y la realidad que se estaba viviendo a su alrededor, compuso la música y la letra de esta simple y delicada obra.

Los cantantes que decidieron unirse al coro se grabaron en sus casas, siguiendo las indicaciones recibidas por su compositor. Carlos Galazzo, Tenor de la ciudad de Campana, fue uno de los integrantes de este maravilloso coro y nos comenta: “Ya conocía al coro de otras ediciones y me gustaba mucho el trabajo, pero nunca imaginé que iba a ser tan grande. Si bien estoy acostumbrado a hacer grabaciones desde casa, sentía que era una responsabilidad importante porque sé con la calidad que trabajan.”

Lo grandioso del coro, es que no importa en dónde vives o la edad, todos podían participar. Incluso, han participado personas con dificultades auditivas o de visión. Con lo cual, además de ser un coro inclusivo, también unió a miles de personas que se encontraban aisladas y en muchos casos atravesando situaciones muy difíciles.

Whitacre explica que cada uno de los videos recibidos fueron escuchados para eliminar los problemas técnicos que pueden tener, ya que son grabaciones caseras. Luego, cada grabación utilizable se suma a la pieza terminada. Con solo seis semanas hasta el estreno, los ingenieros trabajaron primero en el audio, mezclando las grabaciones de doscientos cantantes a la vez. Mientras tanto, un especialista en gráficos creó la animación por computadora que incorpora todos esos videos. 

El video está inspirado en el Kintsugi, una técnica centenaria japonesa que consiste en reparar piezas de cerámica rotas, esta práctica plantea que no tiene sentido ignorar las heridas del alma, lavarlas o disimularlas. Por el contrario, revaloriza la belleza de las cicatrices: las roturas forman parte de la historia del  objeto, lo hacen único y definen su identidad. Es así como cada cada voz, unida a muchas otras, lograron potenciar su belleza mostrando el esplendor de este súper coro. “Las grietas nunca desaparecerán y verlas resaltadas y enfatizadas como un recordatorio de luchas y desafíos pasados ​​nos hará más fuertes, más resistentes y más agradecidos de lo que una vez dimos por sentado.” Comenta otro de los participantes del coro, y continúa diciendo “La pandemia ha cambiado tristemente nuestro mundo para siempre, pero con suerte lo superaremos y utilizaremos esas grietas para recordarnos cómo cuidar nuestro mundo, nuestras amistades y las cosas que realmente importan.”

Galazzo comenta que el coro virtual “generó una gran unión entre los participantes, quienes por medio de un grupo de Facebook se iban ayudando y apoyando en cuestiones emocionales y técnicas, entre otras.”

Te invitamos a ver y escuchar el coro en Youtube, Eric Whitacre’s Virtual Choir 6: Sing Gently

#Seguinos en Instagram