Si no salvamos a las abejas, pasaremos hambre – Noticias AMAGI
18270
post-template-default,single,single-post,postid-18270,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
dia mundial de las abejas

Si no salvamos a las abejas, pasaremos hambre

Pese a formar parte esencial de nuestros sistemas alimentarios y que tres cuartas partes de los cultivos del mundo dependen de ellas, las abejas y sus colonias siguen disminuyendo a un ritmo alarmante debido a las prácticas agrícolas intensivas, los cambios en el uso de la tierra, la urbanización, el uso de pesticidas y los fenómenos meteorológicos extremos producidos por el cambio climático.

El Día Mundial de la Abeja se celebra desde el año 2018 tras la aprobación de una resolución de la Asamblea General. La elección del 20 de mayo como fecha de la conmemoración se debe a que coincide con el día del nacimiento de Anton Janša, pionero de la apicultura moderna. Janša creció en una familia de apicultores de Eslovenia donde la apicultura es una importante actividad agrícola con una larga tradición.

Más del 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización. Sin embargo, casi el 35% de los polinizadores invertebrados –en particular las abejas y las mariposas–, y alrededor del 17% de los polinizadores vertebrados –como los murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial. Las principales amenazas para los polinizadores son las prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas (incluidos los insecticidas neonicotinoides), especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y el cambio climático.

#Seguinos en Instagram