Slow Food, un movimiento que trabaja para arreglar el sistema alimentario – Noticias AMAGI
17135
post-template-default,single,single-post,postid-17135,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Slow Food, un movimiento que trabaja para arreglar el sistema alimentario

Slow Food es una organización global de base que se fundó en 1989 para prevenir la desaparición de culturas y tradiciones alimentarias locales, para contrarrestar el auge de los ritmos de vida acelerados y para combatir el desinterés general sobre los alimentos que se consumen, su procedencia y la forma en la que nuestras decisiones alimentarias afectan el mundo que nos rodea. Slow Food es una forma irónica de decir no al fast-food, significa vivir sin prisas empezando por la mesa.

 

“¡Cambiemos el mundo comenzando por la mesa!”

 

Desde entonces Slow Food ha crecido para convertirse en un movimiento global que implica a millones de personas en más de 160 países y que trabaja para que todos podamos tener acceso a una alimentación buena, limpia y justa. Slow Food es, por tanto, una extensa organización formada por más de 1.500 grupos locales y 2.400 comunidades del alimento.

 

Slow Food considera que la alimentación está relacionada con muchos otros aspectos de la vida, incluidos la cultura, la política, la agricultura y el ambiente. A través de nuestras elecciones relacionadas con el consumo de alimentos podemos ejercer una influencia colectiva sobre la forma en la que estos se cultivan, se producen y se distribuyen generando, en consecuencia, un gran cambio.

 

 

¿Cuál es su Misión?

 

“La comida entendida como placer, toma de conciencia y responsabilidad”

 

Slow Food aspira a un mundo en el que todos podamos acceder y disfrutar de una comida buena para nosotros, para quienes la producen y para el planeta. Es así como promueve el alimento bueno, limpio y justo para todos:

  • Bueno porque es sano además de agradable para todos los sentidos;
  • Limpio porque presta atención al ambiente y al bienestar animal;
  • Justo porque es respetuoso con el trabajo de quien lo produce, lo transforma y lo distribuye.

 

Slow Food está comprometido con la defensa de la biodiversidad de las variedades cultivadas y salvajes y de los métodos de cultivo y de producción.

 

 

Conocé el Compromiso Slow Food

 

Tras el 7º Congreso Internacional de Slow Food celebrado en Chengdu (China) en 2017, Slow Food ha renovado radicalmente su organización volviéndola más abierta e inclusiva y probando nuevas formas de agrupación, implicación y participación.

 

“Cambiar el planeta es posible: gota a gota, todos unidos. Ese es el camino que hemos de recorrer”

 

En el Congreso se aprobó la Declaración de Chengdu, que confirma la necesidad de luchar por una comida buena, limpia y justa hasta que ésta esté garantizada para todas las personas del planeta. Más concretamente, Slow Food se comprometió a trabajar en 6 mociones diferentes:

 

  • Difusión de comportamientos individuales y colectivos para invertir la tendencia actual y fomentar el debate, la investigación y el intercambio de opiniones sobre el cambio climático, nuestras elecciones alimentarias y la agricultura que desean;
  • Se reitera el compromiso con África, con el objetivo de cambiar radicalmente la dirección del continente, que están pagando el precio de la locura del actual sistema alimentario mundial mucho más caro que el resto.
  • Defensa de la biodiversidad alimentaria y de las prácticas productivas tradicionales a ella asociadas, en el apoyo de los pequeños productores agrícolas y alimentarios y de las comunidades del alimento, custodios de tales conocimientos y competencias fundamentales para el futuro de la humanidad que son los pilares del modelo de desarrollo que quieren promover.
  • Apoyo y fortalecimiento de las voces y la participación de los pueblos originarios dentro el movimiento Slow Food y la red Terra Madre.
  • Promoción del diálogo provechoso entre ciencia oficial y saberes tradicionales, favoreciendo el principio de que el acceso al conocimiento y a la cultura que son un derecho de todos, sin distinción de clase, extracción social, condiciones económicas, raza de procedencia, género, edad.
  • Evitar el uso de plástico que afecta en los ecosistemas del planeta, siendo una amenaza para nuestra comida y para nuestra salud.

 

“Una revolución global puede sólo nacer a partir de raíces locales”

 

El objetivo de Slow Food es arreglar un sistema alimentario que está estropeado avanzando hacia un sistema alimentario agroecológico diversificado.

 

Con la vista puesta en ese objetivo, trabajan para:

  • Aumentar la sensibilización pública y cambiar las tendencias de consumo, fomentando la adopción de dietas y patrones de consumo más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente y acciones para cambiar las políticas actuales.
  • Cambiar la producción de los alimentos promoviendo la transición hacia una producción alimentaria agroecológica diversificada.
  • Cambiar las políticas relacionadas con la alimentación a nivel internacional, nacional y local mejorando la coherencia de las políticas alimentarias.

 

“Podemos alimentar al mundo, y podemos alimentarlo mejor, trabajando con la naturaleza, valorizando la biodiversidad y los conocimientos tradicionales”

 

Para lograr que haya un cambio en la realidad del presente, Slow Food trabaja en estos tres niveles: educación del consumidor y campañas de concienciación, participación activa en los diálogos sobre políticas y proyectos de trabajo de campo.

 

“…Comencemos a partir de la mesa con la “Slow-Food”, contra la degradación producida por la “Fast-Food”, y redescubramos la riqueza y los aromas de la cocina local.

Si la “Fast-Life”, en nombre de la productividad, ha modificado nuestra vida y amenaza el ambiente y el paisaje, la “Slow-Food” es hoy la respuesta de vanguardia.

Ahí se halla, en el desarrollo del gusto y no en su empobrecimiento, la verdadera cultura, ahí puede comenzar el progreso, con un intercambio internacional en la historia, en los conocimientos y en los proyectos.

Slow-Food nos asegura un porvenir mejor.”

(Extracto del Manifiesto de Slow Food)

 

 

Conocé más sobre Slow Food en: www.slowfood.com

 


 

Foto de Portada: Designed by Freepik

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: