¿Vacaciones desconectados? – Noticias AMAGI
17310
post-template-default,single,single-post,postid-17310,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿Vacaciones desconectados?

Una tarea difícil para emprendedores y dueños de Pymes

 

Llega el momento de las vacaciones, y para quienes somos emprendedores o dueños de Pymes no siempre es fácil. Pareciera que nunca es un buen momento, porque siempre tenemos cosas para hacer. Y surgen algunos interrogantes como ¿A quién le delegamos nuestro trabajo? ¿Y si surge algo mientras estoy de viaje? ¿Podremos desconectarnos totalmente?

 

Para muchos las vacaciones no representan un descanso al 100%, sino que hay que organizarse para balancear momentos de trabajo estando conectado y momentos para disfrutar con la familia. En cambio otros, sí logran delegar su empresa teniendo unas vacaciones con cero trabajo. Reflexionando sobre por qué algunos lo logran y otros no, llegamos a algunas conclusiones: Todo depende del tamaño de la organización, de la capacidad de funcionar sin sus dueños y de la personalidad del emprendedor.

 

Mientras la empresa sea más grande y esté más profesionalizada, la autonomía será mayor. Aunque si su dueño es de esos que les es difícil delegar y todo debe pasar por esa persona será más difícil. Haciendo que sí o sí tenga que trabajar, aún de vacaciones; Incluso muchas veces la cantidad de días que se tome puede depender de esto. Para quienes tienen esta personalidad es aconsejable preguntarse ¿Es posible delegar o descentralizar la toma de decisiones? ¿Los temas que surgen son realmente urgentes, o pueden esperar?

 

A continuación te proponemos algunas recomendaciones que pueden ayudarte al momento de tomarte un descanso:

 

  • Planificá qué tareas se deben hacer durante tu ausencia, viendo qué se puede adelantar, qué se puede posponer. Si ninguna de estas opciones es viable busca a las personas que podrán realizarlo. Incluso si uno se organiza con tiempo se los puede preparar previamente para que no haya margen de error.
  • Delegá las responsabilidades con claridad para que cada quien sepa qué tiene que hacer durante tu ausencia.
  • Informá a clientes y proveedores sobre los días en que estarás ausente, sobre todos a aquellos con quiénes tengas temas pendientes.
  • Configura el correo electrónico para que responda automáticamente que no estarás disponible e indicá el contacto de la persona que te estará reemplazando.
  • Dejá un teléfono para urgencias y elige a una persona con criterio para que pueda contactarte en caso de que surja una “urgencia real”.
  • Si tu empresa es unipersonal y no tenés un equipo de trabajo a quien delegar, o si es imposible desconectarte, entonces lo mejor que puedes hacer es organizar tus vacaciones para tener horarios fijos de trabajo en donde puedas chequear mensajes, atender a las tareas que surjan. Y luego, ¡a descansar¡

 

#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: