¿Van los países por el buen camino para alcanzar el ODS 4 relativo a la educación de calidad? – Noticias AMAGI
17499
post-template-default,single,single-post,postid-17499,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿Van los países por el buen camino para alcanzar el ODS 4 relativo a la educación de calidad?

De acuerdo con nuevas proyecciones el mundo no estaría cumpliendo sus compromisos en materia de educación de aquí al 2030

 

Estamos casi a un tercio del camino al 2030 y la generación que debería terminar la educación secundaria antes de la fecha límite se está abriendo camino en las aulas de las escuelas primarias del mundo. Sin embargo, si las tendencias actuales continúan, en 2030, cuando se supone que todos los niños estarán en la escuela, uno de cada seis de aquellos de 6 a 17 años seguirá excluido. Asimismo, muchos niños todavía abandonan la escuela: para 2030, solo seis de cada diez jóvenes completarán la educación secundaria. De no acelerar el progreso significativamente, existe un riesgo real de que el mundo no cumpla con sus promesas educativas.

 

De acuerdo al Instituto de Estadísticas de la UNESCO, de los análisis realizados se pueden extraer las siguientes conclusiones:

 

En primer lugar, el mundo aún está lejos de poder cumplir los compromisos internacionales de educación. Desde hace varios años, no se ha avanzado en el acceso a la educación primaria y secundaria. Solo uno de cada dos jóvenes finaliza la secundaria. De los niños escolarizados, menos de uno de cada dos alcanza un nivel mínimo de competencia en lectura y matemáticas al final de la primaria, y, en el África Subsahariana, esta proporción solo asciende a uno de cada diez, mientras que el porcentaje de docentes certificados tiende a disminuir.

 

Las disparidades abundan, y una muestra de ello es que los más ricos tienen cinco veces más probabilidades de terminar la educación secundaria que los más pobres. La asistencia destinada a los países de ingresos bajos, que tienen algunas de las deficiencias más graves en materia de infraestructura y que necesitan ayuda externa, se ha estancado en el ultimo decenio.

 

En segundo lugar, muchos objetivos son universales. Por ejemplo, se pide a los países asegurar que “todas las niñas y todos los niños” terminen la educación secundaria, pero es poco realista esperar que todos alcancen las mismas metas, dado que sus puntos de partida son sumamente diferentes. Es necesario definir metas específicas por país, ya que, de lo contrario, resulta difícil determinar si los países están bien encaminados.

 

En tercer lugar, el ODS 4 ha brindado una oportunidad única para ampliar el alcance del seguimiento de la educación al hacer hincapié específicamente en los resultados, el desglose por características demográficas y socioeconómicas individuales y el contenido de la educación. No obstante, las metodologías y las herramientas de medición para varios de estos indicadores aún se encuentran en desarrollo.

 

En cuarto lugar, la disponibilidad de los datos, tanto en términos de cobertura por país como de series temporales, es una limitación importante. La falta de cooperación internacional efectiva es uno de los principales factores que ha frenado el progreso. Menos de la mitad de los países presentan datos sobre indicadores emblemáticos, como los resultados del aprendizaje en la educación primaria y secundaria. En el caso de otros indicadores, como el gasto público, la información solo se obtiene con un desfase temporal considerable, mientras que para indicadores como la certificación docente, los niveles de comparabilidad son limitados.

 

La educación es un catalizador para todos los demás objetivos de la Agenda de los ODS. Si no alcanzamos el objetivo de educación, el ODS 4, los otros objetivos globales tampoco se alcanzarán. A fin de avanzar en el seguimiento del ODS 4 y sentar las bases empíricas para impulsar la adopción de medidas, es necesario que todas las partes interesadas en la educación se movilicen.

 

Es hora de que los líderes políticos se comprometan con la educación (#Commit2Education) y pongan fin a la complacencia.

 

 

 

ALGUNOS DATOS INTERESANTES PARA REFLEXIONAR

 

  • En 2030, todavía habrá más de 220 millones de niños, adolescentes y jóvenes fuera de la escuela.
  • Solo seis de cada diez jóvenes finalizarán la escuela secundaria en 2030.
  • El mundo solo se acercará a la meta del aprendizaje si se alcanza una tasa de progreso similar a la de los países que han logrado los mejores resultados en este ámbito.
  • El acceso a la educación de la primera infancia está en aumento, pero los países de ingresos bajos y medios deben ponerse al día.
  • Los sistemas de educación terciaria seguirán ampliándose durante los próximos 10 años.
  • El número de personas que adquieren competencias en tecnologías de la información y la comunicación en los países de ingresos altos es mucho mayor que en los países de ingresos medios.
  • En los países de ingresos bajos, los más ricos tienen nueve veces más probabilidades que los más pobres de terminar la secundaria.
  • Las tasas de alfabetización aumentan a un ritmo constante en todo el mundo, pero 750 millones de adultos aún no saben leer.
  • Los limitados datos existentes indican que existen grandes brechas en la integración de la educación para el desarrollo sostenible.
  • Cuatro de cada diez escuelas de la educación secundaria alta en los países de ingresos bajos carecen de instalaciones sanitarias.
  • El volumen de la asistencia destinada a becas no ha aumentado.
  • Una cuarta parte del total de los países destinan menos del 4% de su PIB y menos del 15% de su presupuesto a la educación.

 


Fuente:
Equipo del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo UNESCO (2019), Cumplir los compromisos: ¿van los países por el buen camino para alcanzar el ODS 4?, disponible en https://en.unesco.org/gem-report/.
 Foto de Portada: Designed by Pressfoto / Freepik
#Seguinos en Instagram
A %d blogueros les gusta esto: