Vivir de lo que Querés – Noticias AMAGI
16377
post-template-default,single,single-post,postid-16377,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Vivir de lo que Querés

 

¿Qué quiero hacer realmente con mi vida? ¿No es esa la pregunta que todos nos hacemos?

 

Temple y Sistema B nos invitaron a la Primera Happy Talk del año realizada en Temple Brewery, en Pilar. Para conversar, compartir experiencias y por sobre todo generar espacios de oportunidades que nos lleven a resignificar nuestra profesión y nuestras vidas.

 

Allí estuvieron Gonzalo Leguizamón de Damasco Sustentanilidad, Mariano Leguizamón de Salommon IDEAS En Acción, Ricardo Parra de Estancia Las Quinas, Florencia Benedicto de GEA Sustentable, Manuel Sauri de Matteria,  Olivier Doncker de Soleventus y quien les escribe Mariela Oppici de Amagi Desarrollo Humano. 

 

Desde Sistema B estamos muy contentos con la invitación de Temple a organizar, en conjunto con las #EmpresasB, el primer Happy Talk de 2018. Creemos que generar estos espacios de conversación y de inspiración entre personas y pares es muy importante para hacer florecer en las personas la motivación a la acción!  Creemos y creamos una nueva economía que se construye entre todos, cada uno desde su lugar puede aportar y ser un actor del cambio que queremos ver en el mundo. Comenta Sofia Isasmendi Escudero, miembro del Equipo Ejecutivo de Sistema B Argentina.

 

No importa qué edad tengas, podes ser adolescente, podes ser adulto y hasta podes ser un niño, todos nos preguntamos alguna vez ¿Qué quiero hacer con mi vida? ¿Qué quiero estudiar? ¿De qué quiero trabajar? Pero para responder a estar preguntas vamos a tener que hacer un poco de silencio. Porque al hacer silencio podremos escuchar el sonido de nuestra alma, nuestro corazón que canta bajito. Cuando iniciamos este camino interior y nos reencontramos con nuestro ser podemos ver quiénes somos realmente, cuál es nuestra verdadera esencia. ¡Pero cuidado! Al ver la realidad, también tenemos que estar preparados para ver nuestras sombras e iluminarlas, nuestros miedos, incoherencias y debilidades, aquello que hemos ido tapando a lo largo de la vida. Siempre que estemos dispuestos a desnudarnos con amor, es decir a estar sin nudos, sin ataduras, sin miedos o vergüenzas que tapar, vamos a poder liberarnos y crecer. Vamos a poder emprender iluminando nuestras sombras. A veces un poco de luz en la sombra es suficiente para darle al aventurero el coraje de seguir su camino, de la misma forma que seguimos a nuestras propias luces”, dice Oliver, Es sorprendente ver que para algunos, nosotros somos los que «lo lograron» cuando en realidad lo único que hicimos es elegir un camino dentro de tantos posibles. Por mi parte siento que estoy al inicio no más y que aún estoy construyendo mi base”.

 

Y es así como en un lugar descontracturado, surgen esas conversaciones con sentido, Florencia cuenta que cuando uno esta por dar ese paso y emprender, tener la oportunidad de compartir y hablar con otros emprendedores te anima a tomar la decisión. “Se acercó gente de diferentes edades, profesiones y experiencias motivados para iniciar algo más desde el corazón, desde lo que sienten. Con esa locura de dejar de lado la comodidad, esa zona de confort que les da sus trabajos para hacer algo desde el emprender y muchos motivados con el triple impacto.” Dice Mariano “En Salommon el principal concepto es pensar con el corazón, ver esas corazonadas que por algo son, lo que importa es estar bien con uno mismo, hay que buscar ese equilibrio y dejar de pensar menos en el efectivo y más en lo afectivo que es lo que nos llena.

 

Y habiendo pasado por esta experiencia en donde todos acordamos que aprendimos más que lo que pudimos dar, vienen a mi memoria los recuerdos de Don Juan, un viejo Chamán Yaquí del estado de Sonoro que le cuenta a Carlos Castaneda en una de sus entrevistas (Castaneda, Las Enseñanzas de Don Juan, 2007):

 

… Cualquier cosa es un camino entre cantidades de caminos. Por eso debes tener siempre presente que un camino es sólo un camino; si sientes que no deberías seguirlo, no debes seguir en él bajo ninguna condición. Para tener esa claridad debes llevar una vida disciplinada. Sólo entonces sabrás que un camino es nada más que un camino, y no hay afrenta, ni para ti ni para otros, en dejarlo si eso es lo que tu corazón te dice. Pero tu decisión de seguir en el camino o de dejarlo debe estar libre de miedo y de ambición. Pruébalo tantas veces como consideres necesario. Luego hazte a ti mismo, y a ti solo, una pregunta ¿Tiene corazón este camino? Si tiene, el camino es bueno; si no, de nada sirve. Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte, el otro te debilita. …”

 

Hagamos que nuestro camino este formado por momentos de felicidad; Y si en alguna oportunidad dudamos y nos preguntamos si nuestras elecciones son acertadas, si estaremos equivocados y no nos encontramos seguros de las decisiones que deberíamos tomar, sólo hay una pregunta que contestarnos ¿TIENE CORAZÓN ESTE CAMINO?.

 


#Seguinos en Instagram